Don Cristóbal

El Retablillo de Don Cristóbal

En la línea de los espectáculos itinerantes de antes, un ciego deambula por los caminos portando consigo un guiñol ambulante. Debajo de su atuendo se esconden los personajes de esta farsa.   Como si de algo espontáneo se tratase,  establece la representación en un lugar determinado (bar, calle, plaza). Con la participación del público el ciego improvisará su teatro de guiñol.

05

En esta adaptación del Retablillo – y para sorpresa del público- el personaje del Director cobra forma audiovisual y es proyectado en la propia tela del improvisado teatrillo. Títeres Alakrán ha querido aportar también una visión actual de Don Cristóbal, que adquiere aquí una personalidad  muy influenciada por nuestra época.

Sin embargo, la gran particularidad de esta adaptación es la capacidad de improvisación de los personajes. Ello lo convierte en un espectáculo vivo, en constante creación, que incorpora a la obra el ambiente en el que se representa.  La inventiva del titiritero -enriqueciendo el texto con localismos  y personalizando la obra- da como resultado una función fresca, con grandes dosis de humor, capaz de cautivar e implicar al público durante todo el espectáculo.
CARTEL_CAST_RETABLILLO_low

Advertisements